Tratamientos / Masaje con Piedras Calientes

Esta terapia combina el masaje terapéutico tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales. Mejora las funciones de nuestro organismo, reduce los dolores crónicos, especialmente los óseos y musculares y ayuda a equilibrar el sistema circulatorio y el sistema nervioso central.

  • Nos ayuda a relajarnos, mediante el correcto flujo de la energía, armonizamos cuerpo, mente y espíritu, y esto permite reducir nuestro nivel de estrés.

Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares.

Abrir chat