Tratamientos / Masaje Sedativo - Relajante

El masaje sedativo está indicado principalmente, a una persona sana, que no sufre una lesión concreta o fatiga muscular. Su propósito es aliviar consecuencias psicofísicas, las físicas y las emocionales que genera el estrés. 

Se aplica mediante movimientos suaves y armónicos, evitando los cambios bruscos de ritmo y la pérdida de contacto. El propósito de este tratamiento es proporcionar relajación general, por ello el masaje se destina a todo el cuerpo. Así mismo resulta más eficaz si se combina con técnicas de Drenaje linfático manual, movilizaciones, articulares pasivas y estiramientos suaves. 

Sus objetivos se clasifican en dos:

  • Uno es proporcionar mediante el tacto la sensación de integración de cuerpo y mente, aportar seguridad y aceptación favoreciendo la liberación de las tensiones físicas, mentales y emocionales.
  • Otro es desplazar los desechos metabólicos hacia la sangre y la linfa, y que estos dos fluidos lleguen mediante las maniobras de masaje a sus respectivos centros de reciclaje.

Para conseguir estos objetivos se necesita una técnica que proporcione deslizamiento, a la vez que presión suave y firme, pero no excesivamente fuerte. Ya que un exceso de presión puede provocar malestar y deja el cuerpo dolorido y, en cambio si la presión es insuficiente puede provocar ansiedad. Esta técnica es aplicada con una suave presión y un ritmo lento que tiende a armonizar el sistema nervioso, creando una sensación de bienestar y relajación en el paciente.  

Abrir chat